Loading...

miércoles, 31 de agosto de 2016

¿Nunca os ha pasado? Quiero decir..
El ir a un lugar que os de felicidad y tristeza a la vez, el estar en ese lugar y querer que retroceda el tiempo para que vuelva a pasar todo lo anterior a lo que pasó, el estar en ese lugar y ser feliz porque estas más cerca de esa cosa a la que me refiero, ser feliz porque es como si la volvieras a ver y fuese un premio estar junto a ella.
Hay momentos en la vida que son duros, como los que son felices. Los duros vienen llenos de tristeza, lágrimas y negatividad y los que son felices vienen con risas, bien estar y positividad.
Los malos nunca los queremos en nuestra vida (hablo de los malos de verdad) y los felices los queremos siempre, a todas horas y eso nos hace un poco egoístas porque, si la vida no tuviera momentos difíciles, ¿Cómo maduraríamos?, ¿Cómo nos haríamos más fuertes?, ¿Cómo sabríamos lo que queremos?
La verdad es que yo lo que prefiero en la vida es un poco de todo, momentos difíciles, momentos normales y momentos de felicidad porque así tengo la oportunidad de vivirlo todo, de saber que es el dolor y la paz, de saber que es llorar y que es reír.
Siempre he dicho que no tengo ninguna canción o ningún lugar que me recuerde algo malo o bueno pero ya lo he encontrado.
Lo encontré hace dos años y hoy me he dado cuenta. Mi sitio de felicidad y tristeza al mismo tiempo es un bosquecito que hay donde estoy veraneando. Claramente tiene una historia y no se si la vais a querer saber. La voy a contar pero a quien no le guste recordar a vuestros seres queridos y cosas de esas, mejor que no la lea.
Para mi es bonito ahora pero en su día era algo malo porque le echaba de menos.
Yo tenía cinco tortugas, se llamaban Paca, Noé, Sarandonga, Caty y Dory. Dos de ellas, a los ocho años de tenerlas se ha muerto, Paca y Noé y esto fue hace dos años, cumplidos el 28 de este mes (Paca) y el 17 de diciembre (Noé). Para mi fue muy duro porque hay dos trocitos de mi corazón que me faltan porque ellas se lo llevaron
Yo nunca había vivido la muerte de un animal y Paca fue la primera, cosa qje me mató por dentro.
La historia es que ella se murió estando en el mismo sitio donde estoy ahora de vacaciones y yo no quería deshacerme de ella tirandola a algún lado, lógicamente había estado ocho años con ella y no iba a permitir que le pasara nada aunque ya no estuviera conmigo todos los días.
Ese 28, mis padres se la llevaron para buscarle un sitio en el que descansara tranquilamente y ese sitio es el ue a mi me da felicidad y tristeza.
Es una especie de bosquecito natural donde no se puede construir ningún tipo de casa. Es muy bonito, hay bancos para pasar el día y columpios para los más pequeños. Está lleno de verde; árboles, césped, piedras, flores.. La verdad es que la tortuga en mejor sitio no podía estar. Está como una reina..
Cada vez que venimos a este sitio le hacemos muchas visitas en las cuales a mi en todas me dan ganas de llorar y necesito estarme con ella un rato lo que pasa es que no quiero que mis padres me vean entonces no lo hago delante de ellos, me espero a llegar a casa y aquí me desahogo.
Acabo de ir ahora mismo a verla y no sabéis que ganas tengo de verla, tocarla, cogerla, jugar con ella.. Pero no puedo, nunca voy a volver a poder hacerlo. Eso es lo más triste de ese lugar.

jueves, 18 de agosto de 2016

Tercero, cuarto y quinto día superado. Ayer no pude tocar la guitarra por motivos personales pero hoy si.
El martes me quede contenta porque me sonó una nota, pero hoy ha sido todo distinto.
Acabo de terminar de tocar la guitarra y no me ha salido nada, me duelen los dedos y me siento mal.
Esta claro que igual, al no tocar ayer eso ha hecho que mi mente se desmoronarse y cambiara la práctica que ya tenía pero me he 'decepcionado'.
Creo que es debido al cansancio de hoy ya que me he ido a la playa de 9 a 1 menos 5, me he ido a dar una vuelta esta tarde y estoy agotada aunque nada puede excusar lo que me haya pasado hoy con la guitarra.
Ya voy notando los callos en las llamas de los dedos aunque sólo haya tocado 5 días (y mucho tiempo durando) y eso me tendria que haber ayudado a que me costara menos hacer sonar esa nota pero bueno, en lo que nos proponemos, nunca hay un camino de rosas.
El sábado me voy de viaje y no os podéis imaginar las ganas que tengo. Le he pedido a mi padre llevarme la guitarra y me ha dejado, no pensaba que lo haría pero si, me ha dejado.
Ahora no voy a dejar que pase ni un solo día sin tocar. No puedo permitir que me pase algo como lo de hoy. Ha ido tan mal que hasta estoy enfadada conmigo misma..

lunes, 15 de agosto de 2016

Como os conté ayer, estoy aprendiendo a tocar la guitarra y hoy ha sido el segundo día. El dolor en la lleva de los dedos había desaparecido y fui a ello, cogí la guitarra sin importar nada y empecé con la primera Nora que estoy aprendiendo.
El dolor de ayer volvió a mis dedos nada más empezar a apretar las cuerdas en el mástil pero no me importa dado a que todo lo que quieres, cuesta.
Aun no había terminado y los dedos me dolían tanto que los tenía morados y dije, creo que ya es suficiente por hoy. Ahora los dedos los tengo incoados, tan solo ha pasado media hora que he dejado la guitarra y ya me escuecen los dedos, siento es cosquilleo de tenerlos dormidos y lo que también siento es como si tuviera ampollas en las llamas y cada vez que las acarició es como si estuviera en carne viva pero, merece la pena. Merece la pena si al final de tanto esfuerzo vas a poder tocar horas y horas seguidas, sin dolor en las manos y escuchar ese sonido que proyecta la guitarra que hace que se te pase todo lo malo ue tengas encima.
No es que me guste el dolor de los dedos, pero si quiero conseguir lo ue me propongo me va a dar exactamente igual por lo que tenga que pasar.
Creo que si que os comenté que no me han cogido para diseño de moda. Este año voy a estar sin estudiar ya que no puedo dado a que no hice solicitud para ningún módulo más salvo para fotografía aunque tampoco me han cogido.
Y ya que este año no voy a hacer nada de estudios, tengo que buscarme cosas para hacer, como por ejemplo tocar la guitarra, ir a una academia de inglés y así no perder el idioma, dibujar por los codos, diseñar ropa a mi manera y algo de ejercicio ya que nunca viene mal.
No puedo dejar que las paredes me coman como el año pasado, aunque es distinto porque estaba enferma y, no os equivoqueis, sigo estandolo pero claramente, me gustaría hacer otra cosa, como por ejemplo estudiar diseño de moda.
Pero que no se acaba el mundo, que si no ha sido este año, será el que viene. Nunca hay que perder la esperanza.

domingo, 14 de agosto de 2016

Cada casa, coche, ciudad o país es un mundo, esta claro que no conocemos todos ellos pero estoy segura de que casi todos querríamos quedarnos en el que nos ha tocado.
Somos muy afortunados por tener lo que tenemos ya sea poco o mucho y gracias a dios todos, cada uno de nosotros, tenemos a alguien que nos quiere y eso no tendríamos que querer cambiarlo.
Yo, por la parte que me ha tocado, estoy muy orgullosa de mi familia, de lo todo lo malo y bueno que nos ha pasado porque siempre hemos sabido seguir adelante o reírnos de todo.
Hablando de mi y de mi día a día, como ya a sabéis, me ha ido más mal que bien pero lo bueno que me ha pasado, por poco que sea, es tan bueno que no pido nada más.
Estos días me han pasado varias cosas, he ido a la última visita con la psicologa, la cual voy por los dolores de cabeza que tengo, me dio 'el alta' porque no ha visto que tenga algo tan grabe como para que me duela así la cabeza.
He ido al apartamento de mis abuelos, me lo he pasado bastante bien y me encanta kr ya que me olvido de todo y sigo siendo feliz.
Lo que quiero que sepáis es que hoy he empezado a tocar la guitarra, mi padre me prometió que me enseñaría y, como no, mi padre siempre cumple lo que dice.
He empezado tocando la nota 're mayor' y, como es normal, no me ha sonado. He estado una hora y media intentándolo porque necesitaba que me saliera.
No iba a ser fácil ya que las cuerdas de la guitarra de mi padre son duras. Si hubieran sido de Nilon seguramente me hubiera salido pero prefiero esforzarme y ver que puedo aunque me cueste un año entero.
He intentado que la nota me sonara de todas las formas posibles, con más fuerza, menos.. Y no había manera. He llegado a pensar que no estaba hecha para tocar, se lo he dicho a mi madre y me ha dicho 'quien quiere, cueste lo que le cueste puede' y la verdad es que la mujer, no puede tener más razón.
Cuando he acabado de tocar, sin poder haber hecho que suene ya que es el primer día, he notado lo que me había dicho mi padre nada más empezar. "Cuando acabemos de tocar la guitarra vas a tener los dedos inchados, dormidos y la sensación va a ser de como si tuvieras una herida en forma de raja en las puntas de los dedos' y vaya que si tenía razón..
Ahora mismo han pasado dos horas desde que he acabado de tocar la guitarra y sigo con las llamas de los dedos dormidas, con la sensación de cosquilleo e inchado y con dolorcillo.
Mi padre me ha explicado que hasta que no pasen dos semanas tocando día si y dia también la guitarra, voy a seguir con el mismo dolorcillo hasta que se me hagan los callos en las llamas, con ellos no sentiré tanto dolor ya que los dedos los tendré más duros y podré tocar mejor la guitarra.
Estoy completamente feliz ya que sé que esto, que quiero desde los 3 años, es lo que quiero. Quiero saber tocar la guitarra, quiero componer canciones y también quiero ser diseñadora de moda.
Por lo menos para lo de saber a tocar la guitarra, ya queda menos.