Loading...

jueves, 3 de julio de 2014

Cuando era pequeña soñaba con crecer y asi poder llevar tacones, bolsos, pulseras y anillos de oro, collares, poder ir maquillada, pensaba que eso del amor es una tonteria porque te complicas la vida de mala manera, pensaba que siempre iba a tener a esos amigos que decian estar siempre a tu lado, pero cuando crecí un poco, me dí cuenta de que queria volver a ser pequeña, queria ser una de esas niñas perdidas que estan en el Pais de Nunca Jamas donde hay hadas, donde puedes volar teniendo fe, confianza y polvo de hadas, donde se pelea contra los pitaras y el Capitán Garfio y al final siempre acaban ganando los buenos.
Cuando crecí un poco más me di cuenta de que no es malo crecer porque te enfrentas a situaciones con las que puedes aprender cosas, puedes aprender de tus propios errores y no tener miedo a enamorarte porque al fin y al cabo, vivir estando enamorada es estar feliz aunque hayan momentos de bajon.
Y ahora pienso que tengo a mi lado a gente a la que de verdad le importo, que me cuidan, me quieren, les importo y se preocupan por mi, que he aprendido mucho aunque todavia sea pequeña y que no me arrepiento de nada de lo que haya hecho en el pasado porque hecho, hecho está.
Ahora mismo digo que soy muy feliz y que si alguien quiere que me sienta mal, que esté mal por lo que sea o quiere hundirme no lo va a conseguir porque se muy bien por lo que he pasado, como me he sentido y todo lo que he llorado y sé que ahora, todo duele mucho menos.