Loading...

domingo, 27 de septiembre de 2015

Hay momentos en los que no me reconozco ni yo misma.
Muchas de las cosas que me están pasando ahora, no las habría aguantado si no llevara tanto con mi pareja ni estuviera tan enamorada.
Yo soy muy de extremos pero reconozco que cuando se trata del amor los extremos no llevan a ningún sitio.
Hay cosas que soy capaz de aguantarlas pero, cuando ya es una cosa detrás de otra y otra y otra, la cosa cambia..
Si, ha vuelto a pasar lo mismo de siempre.
La anterior vez le dije lo que pensaba; yo no le doy ninguna razón por la que el se ponga celoso, no le doy razones para desconfiar ni para que llore o algo parecido porque con las personas que conozco o, mejor dicho, con los chicos que conozco no hago nada, mantengo distancias y me llevo bien pero nunca ha pasado nada como para dar esas razones o esos motivos, en cambio, el si que me los da y siempre me dice que no me preocupe, que este tranquila porque el no va a hacer nada porque esta conmigo ( no quiero que lo haga pero ya que lo hace, me gustaría que me dijera: 'cariño, yo te quiero a ti y solo quiero hacer cosas contigo, que les den a las demás.) pero, esa no es la cuestión del tema.
La cuestión del tema es que hace dos días le pregunte si me seguía queriendo y que si quería seguir conmigo.
Me dijo que había veces que dudaba en lo de salir a distancia y en lo de si seguía enamorado de mi pero que si que quiere estar conmigo, que no me preocupe que son rayadas suyas.
Aquello que me dijo me hizo pensar y no hizo que me viniera abajo y que no solucionara algo que veía que no me gustara.
Pensé y solo encontré una solución; no me tenia que rendir porque el es la razón por la cual sonrío, el es quien me hace feliz en cualquier momento del día, el es quien hace que mi corazón lata.
Ese día por la noche hacíamos 5 meses y me entraron unas ganas tremendas de hacerle algo e intentar que volviera a ser todo como antes, intentar que volviese a quererme si había dejado de hacerlo.
Se me ocurrió una idea y la lleve a cabo, le hice un vídeo escribiéndole en folios todo lo que sentía, le dibuje un Minion, le puse la canción de Ariana Grande 'Love me harder', le di al play, empezó la canción y yo a leer lo que había escrito en aquellos folios.
A cada palabra que leía me ponía mas y mas nerviosa, cada palabra hacia que mis sentimientos brotaran y que tuviera mas y mas ganas de volver a conquistarle y por ello, necesitaba hacer todo lo que fuera para no perderle.
El vídeo le encanto y encima esa mañana había ido a correos a enviarle una sorpresa que tenia preparada desde hace 2 meses pero claro, por la tarde-noche me contó lo que no me gusto ni un pelo, me contó eso que es como casi todo lo de las anteriores veces y el mundo se me vino abajo una vez mas porque encima, no había otro momento para contarlo que el día que hacíamos 5 meses, ayer..
La anterior vez que paso algo similar le dije lo que anteriormente he mencionado y creía que se lo había dejado claro pero se ve que no..
Cuando me lo contó le dije que no quería hablar de ese tema en ese instante porque hacíamos ese día 5 meses y porque se suponía que era un día especial, que yo estaba bien y que ya hablaríamos hoy de eso.
En ese momento me acorde de esa mañana y del momento en el que entraba por la puerta de correos, en el día anterior haciéndole el vídeo, en lo que me había estrujado la cabeza para que se me ocurriera algo para hacerle y volver a conquistarle..
Sinceramente, no me arrepiento de nada de lo que he hecho, es mas, pienso que voy a seguir intentando conquistarle otra vez porque no es que le quiera, es que el ya es una parte de mi. El es algo tan tan importante que si le pierdo no se lo que seria de mi..
Lo que pasa es que tengo la sensación de que se la bufo, de que le da igual todo lo que haga, todo lo que me lo curre y todo lo que le quiero. Me da la sensación que le doy igual y que por ello 'tontea' o yo que se lo que hace con otras chicas.
También me duele que me diga que se arrepiente de haberle hecho daño a sus ex porque me da a entender que si no lo hubiera hecho, ahora mismo no estaría conmigo y seguiría con ellas. Me da a entender que no quiere seguir conmigo y que se inventa o de verdad pasa todo lo que me cuenta porque quiere que le deje.
Llevo un lío mental que nadie me lo puede quitar. Solo se que lo único que tengo claro es que le necesito, que le quiero con todo mi ser y que no puedo perderle porque el forma parte de mi, porque si el se va yo ya no tendré sonrisa, porque si el se va, no volveré a ser feliz..
Lo único que necesito es que se de cuenta de lo que pasa, que necesito que vea todo lo que hago por el, lo importante que es para mi. Solo quiero que se de cuenta de que lo estoy dando todo para volver a conseguir que me necesite, que lo estoy dando todo para intentar ir a verle y lo que de verdad necesito es que pare de hacer esas cosas porque si nos no voy a poder volver a conquistarle porque se me va a juntar todo y va a ser un quiero y no puedo..

domingo, 20 de septiembre de 2015

Hable con el, se lo dije después de haber aguantado no se cuantas parecidas a esa, le dije de una forma indirecta que me molesta recibir cosas malas y que me duelen cuando yo a el no le doy nada malo, no hago que se sienta mal o que este todo el día con un bajón tremendo, no le doy motivos para llorar, para rayarse ni para estar celoso porque estoy con el y por ello no necesito a ningún tío cerca de mi, no necesito preguntarle el WhatsApp a nadie ni tocarle el culo a ningún tío ni darle besos en el cuello a un amigo porque aunque este a kilómetros de mi le quiero y no necesito a nadie. Solo le necesito a el, solo necesito sus besos, sus abrazos, sus ánimos, su sonrisa, sus ojos para perderme en ellos, su mano para cogerla y que no nos caigamos, solo necesito su presencia al lado de la mía, solo necesito que me necesite como yo le necesito a el que es mucho. Solo necesito que deje de darle la razón a mis amigas, que me demuestre que no necesita a otra para bailar o para estar tumbado en la cama, que quiera hacer esas cosas conmigo.
En realidad, en algunos momentos sigo queriendo que todo vuelva a ser como al principio, que nos demos esos buenos días que a los dos nos alegra el día, que nos digamos que nos queremos las veces que haga falta, que nos mandemos audios y podamos oír nuestras voces, que nos queramos, que no nos importe nuestro alrededor, solo nosotros. El y yo.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Ese momento en el que quieres como nunca has querido a nadie a esa persona que te hace feliz, que hace que sonrias, que ha hecho de todo para que no estes mal, que tu felicidad depende de la suya..
Esos momentos en los que sientes todos los sentimientos que son inexplicables, cuando piensas que nada va mal, que todo es perfecto, en los que tienes miedo de si te cuentan algo que pueda que todo lo que sientes y has construido se derrumbe y ese momento al que tanto temes, al que tanto miedo tienes ocurre una vez más, sientes que quieres acabar con todo, que quieres dejarlo todo atrás, llorar como no has llorado nunca, sientes que estas tirada en el suelo y que hacen algo que saben que no te gusta, ese momento es el peor de todos los momentos que pueden haber.
Sientes qhe no puedes más, que todo lo que has ido construyendo desde la última vez que volvió a pasar lo mismo se cae lentamente en tus ojos y piensas en acabar con ello, en hacer que no haya una siguiente vez, en que hay que quemar este libro que se está escribiendo y comenzar uno desde cero pero en ese instante te das cuenta de que esa persona lo es todo para ti, te das cuenta de que sin el en estos momentos no serias nada.
Es esa persona que ha conseguido que estés enamdorada hasta las trancas, esa que ha hecho que le 'perdones' demasiadas veces para lo que tu eres, esa que ha hecho que sientas que tu corazón lo tiene el, esa que ha conseguido todo lo que no ha conseguido nadie y pasa.
No sabes de donde pero has sacado la fuerza suficiente como para seguir aguantando como una jabata.
Esto último que acabo de decir es lo hace darme cuenta de que si no estubiera enamorada, no aguantaría ni lo más mínimo.
Soy fuerte, me han hecho fuerte a la fuerza, han hecho que me cree un 'escudo' que hace que no me afecte en absoluto lo que me dicen, han hecho que llore y llore hasta quedarme deshidratada, llegaron a conseguir de mi un alma en pena vagando por las calles de Valencia pero oye, que aquí estoy. Aguantando todo lo que pueda por la persona de la que estoy enamorada porque si no fuera por el, no sonreiría ahora mismo (quitando los momentos explicados al principio).

lunes, 7 de septiembre de 2015

En la vida hay ciertas situaciones por las que tienes que pasar sin que quieras, unas buenas y otras malas.
Habitualmente creemos que las buenas duran menos que las malas lo que pasa es que no nos damos cuenta de que las buenas se viven mas relajadas y el tiempo pasa volando, todo lo contrario que las malas.
En las malas el tiempo pasa lento, crees que las horas se te echan encima, los minutos no pasan y los días mucho menos.
Es como si las malas las viviéramos mas intensamente.
Hay momentos en los que me pongo a pensar y recapacito y pienso en todo lo bueno que tengo, en lo feliz que soy en estos momentos con mi novio (que por cierto, ya llevamos 4 meses), con mi familia, con mis amigos etc y lo primero que me entra es orgullo por haber podido conseguir todo lo que tengo hasta ahora, por ver que las cosas mas o menos van bien.
Se que si algunas cosas cambiaran (por ejemplo el poder ver a mi novio aunque sea solo un día entero) pues puede que fuera mas feliz, mucho mas feliz.
Pensándolo bien, seria feliz del todo, no me faltaría de nada lo que pasa es que como esas cosas ahora mismo no pueden ser pues intento llevarlo todo lo mejor posible.
El esta ahí en todo momento, me prohíbe rayarme, me hace sonreír y en pocas palabras y directamente, es el quien me hace feliz.
Después de pensar en lo orgullosa y afortunada que estoy y soy por esta etapa que estoy viviendo, mi cabeza directamente se va al otro extremo y me entra ese miedo que hace que te des cuenta de que cuando menos me lo espere, puede que pierda esas cosas, a esa persona que me hace feliz..
Si, no os voy a mentir. Me rayo, me rayo mucho pensando en muchas cosas pero a la única solución y al único pensamiento al que llego es que tengo que cuidar lo que tengo ahora porque puede que al siguiente minuto ya no tenga nada.
Pienso que tengo que darlo todo por ello, para que no se me escape de las manos.
Que no vale de nada dar el 20% cuando puedes dar el 100% y que las cosas salgan mejor. Pero claro, todo con un limite.
Hay que saber dar mucho pero siempre en trozos pequeños porque al final puedes cansar a otras personas o puedes parecer pesada.
Esta reflexión la he hecho hoy, me he quedado mirando hacia la nada y me he dado cuenta de que muchas veces quiero dar tanto que llego a parecer pesada, inaguantable o irritable y por ello hay que saber darlo todo de ti pero en dosis pequeñas porque 'Lo poco gusta y lo mucho cansa'.