Loading...

viernes, 20 de julio de 2018

Son las 4 y media y aún sigo despierta. No sé lo que me pasa, pero hace años que no me quitaba el sueño alguien. Alguien del pasado.
No sé si alguna vez os he hablado de el, y aunque no os pueda dar el nombre, os daré un mote.. Él es "el portugués".
Resulta que unos cuantos años atrás, en el horrible colegio donde pase desde los 4 a los 14/15 años, me enamoré.
En ese momento era pequeña y no sabía que coño era el amor, no sabía que me estaba pasando , no sabía ni de quién fiarme y, me fiaba de todo el mundo. Fueron años duros pero que al fin y al cabo, a la larga ayudan a formarte como persona.
Con esto quería decir que, ahora, con unos cuantos años más encima, me recalco en lo que sentí en su momento, aunque fuera pequeña, inmadura y no fuera normal a esa edad lo que sintiese. Yo estaba en 5 de primaria pero, me enamoré por primera vez. Estaba completamente segura y, a día de hoy, confirmo que lo estaba.
Esta noche, pensando en mañana y en mi futuro, me he acordado de el y se me ha removido todo por dentro.
Me arrepiento mucho de lo que pasó en ese momento, me arrepiento de contarle a "mis amigas" mis sentimientos, por todo lo que pasó después.
Fue error mío contarlo y confiar en esas personas y, por ello te pido perdón, por todo lo que vino después. Porque te lo contasen, porque se enterara todo el colegio, porque te machacaran los de tu alrededor y por no saber cerrar el pico.
Me sorprende haberme acordado de ti, me sorprende estar como estoy, mientras pienso el todo lo que pasó. Sólo puedo decirte que lo siento..
Espero que algún día nos encontremos cara a cara por la calle, que tengamos la valentía de pararnos, uno enfrente del otro, preguntarnos cómo estamos y espero poder decirte que lo siento, sintiendo la vergüenza que siento al recordar y al darme cuenta que por mi culpa, en un pasado le hice mal a alguien, aunque fuera sin querer.
No creo que algún día leas esto pero, te prometo que si, por remota que sea la idea, algún día pueda escribir un libro y expresar todo lo que pasó, intentaré enviarte uno, para que leas lo que pasó de verdad, de primera mano y, te prometo que, si es lo que quieres, esa será la última noticia que tendrás de mí pero, necesito que sepas, de mi mano, todo lo que pasó, lo que me arrepiento y lo que sentí y siento, más que nada por si no te vuelvo a ver cara a cara y no puedo decírtelo de boca.
Lo siento portugués. Lo siento por todo.
Con cariño...
"La pesada" de 5 de primaria.

sábado, 5 de mayo de 2018

Reflexiones de un sábado cualquiera, antes del día de la madre y con palabras muy directas...
Si, todos sabemos que tengo casi 20 años y que a esta edad todo es complicado porque, entre otras cosas, hay personas que son demasiado cortas y otras que son demasiado largas.
Dentro de estos dos grupos, la gente me sitúa en el primero y no voy a mentir... me viene muy bien.
Es bueno que crean que soy tonta, que crean que no me entero de nada, que hagan gestos o cosas raras en mi cara para que no me entere de lo que quieren decir.
Es bueno que crean que si hablan a mis espaldas, no me voy a enterar. O que si me ocultan cosas o me mienten, como soy tonta, no me entero.
¿Porqué es bueno? E aquí la explicación...
Si se enterasen de que me entero de todo lo que dicen con esos gestos en silencio, de todo lo que hablan a mis espaldas, de lo que me ocultan y de lo que no, de las mentiras que les dicen a otras personas...
Ay si se enteraran de todo lo que sé y no cuento porque me muerdo la lengua...
Si se enterasen de todo esto, si que sería tonta porque dejarían de hacer todo lo que hacen y, entonces, si que no me enteraría de todo lo que sucede a mi alrededor.
Es gracioso ver como las personas creen que otras personas les son fieles, no les mienten ni ocultan cosas. Es gracioso escuchar la frase 'mira, no te voy a mentir..' y que lo primero que salga por la boca sea una mentira.
Es gracioso ver que tu no eres la tonta y que los que son tontos, son todos los demás. Qué ingenuos son si se creen que sólo me mienten a mi...
Como he dicho al principio, los casi 20 años que tengo no han sido fáciles y si, lo digo mucho porque es algo que me enorgullece y que hayan sido como han sido es bueno porque si hubieran sido distintos, no sería lo que soy.
El problema es que veo algunas cosas como normales cuando no hay normalidad en ello por ningún lado. Yo sé que mi vida no es normal pero me gusta tal y como es porque, gracias a que siempre he sido yo y a que no aguanto las mentiras, medias verdades o falsedades, tengo a gente en mi vida que me quiere, que si que es completamente fiel, que no me miente ni me oculta cosas, que me dice lo que piensa, lo bueno y lo malo y sé que son incondicionales.
Pues si, tengo esa suerte de poder decir que sé lo que tengo y que lo cuido como si no hubiera un mañana.
¿Tú puedes decir lo mismo que yo digo en éste texto?... Si es que no te recomiendo que mires muy seriamente lo que te rodea y quién te rodea y haría una limpieza fuerte. Como yo hice hace un tiempo.

domingo, 8 de abril de 2018

Hay muchísimas veces en las que la vida sólo sabe ponerte a prueba con las cosas que verdaderamente te importan hasta tal punto en el que te preguntas a ti mismo.. ¿Es necesario llegar a tal punto?
No sé a quien tengo que darselas pero gracias, porque todas esas cosas hacen que nos conozcamos más, que conozcamos más lo que tenemos alrededor y nos fortalecemos por dentro. Tanto que en este momento hay personas que son como los diamantes. Si, los diamantes, esas piedras tan bonitas pero tan duras, las cuales solo se pueden rayar entre sí y no con otro material.
Los diamantes son de gran valor, transparentes, brillan con o sin luz y puedes lucirlos con cualquier cosa, ya que al mirarlos, hablan por si solos. Son intraspasables.
Es curioso porque.. hace unos cuantos meses estaba haciendo una reflexión en éste mismo lugar, en Facebook, diciendo algo así como que todos deberíamos tener la bonita costumbre de vivir y sonreír, como lo hacen los niños y, me pregunto.. ¿Acaso es tan difícil? Porque algunas personas no pueden vivir sin dejar vivir a otras personas. Porque algunas personas no pueden sonreír sin apagar la sonrisa en otras personas.
Son duras y crueles esas palabras pero.. ¿Acaso es mentira?
¿Hay alguien que no conozca a personas que sean así? Porque lo que más pena me da es que abundan más las personas que apagan las ganas que las que las dan.
Y ahora diréis.. ¿Que tiene esto que ver con lo que has escrito antes? Muy sencillo..
Las personas que consiguen ser diamantes son las que de verdad tienen los objetivos más importantes en la vida, las que nunca dejaran de tener esas costumbres bonitas de vivir su vida a su manera y de sonreír siempre que se pueda. En cambio, las personas que son totalmente lo contrario, nunca podrán ser diamantes, aunque no estén pulidos, porque las personas que hacen daño, son como las espinas de los rosales y, perdonadme pero ya que estoy estudiando joyería, os diré que es imposible que una joya quede bien combinando un diamante con espinas alrededor.
Parece ser que la amapola oficial ha vuelto...

lunes, 15 de enero de 2018

¡FELIZ AÑO NUEVO!
Perdón por tardar tanto tiempo en escribir una nueva entrada. Si alguien universitario me lee, puede entender que en estas fechas, estamos desbordados de trabajos y exámenes y es imposible pasarme por aquí. Ni a felicitaros el año ni tan siquiera.
Tengo noticias.. Esta semana mi hermana y yo estamos solas en casa porque mi madre se ha ido de viaje con mi padre y.. menudo respiro.
Y, digo menudo respiro porque llevo unas cuantas semanas que no aguanto nada, por lo agobiada que estoy con los trabajos, y porque mis padres no paran de decirme cosas que no son.
He estado todas las navidades haciendo trabajos y no he podido salir ni un solo día a la calle, no he parado de acabar 25 dibujos que tengo que entregar para una asignatura, dos trabajos para exponer, otro de La Botiga, otro de collage, otros 5 de dibujo técnico, un cuaderno del artista lleno de dibujos, entre otras cosas.. Es imposible que salga de casa teniendo todas éstas cosas por hacer y, es imposible que no me agobie si mis padres no paran de decirme que no hago nada, que llevo 4 semanas sin hacer nada y que me podía dar más prisa en hacer las cosas. Así no se puede..
Hoy, escribo esto mientras estoy en clase. Llevo semanas queriendo desahogarme por aquí y es tan malo no poder hacerlo cuando es tu única herramienta para quitarte 'pesos' de encima..
Aunque estas semanas he estado muy enfadada con mis padres, hoy no quería que mi madre se fuera con mi padre porque, ésta es la semana más dura que hay, ya que tengo que entregar todos los trabajos que tengo que hacer, tengo que acabarlos o, empezarlos.. Y muchas veces ella me tranquiliza por el agobio que llevo..
No ha habido ninguna noche que me acueste y no tenga ganas de llorar porque no puedo con todo, no puedo con estos pesos y no puedo con mi padre..
Necesitaba(aunque suene mal) que se fuera ésta semana de viaje para distraer la mente y que todo lo que oiga no sean broncas o llamadas de atención absurdas, que no tienen ni pies ni cabeza.
La verdad es que no me quejo porque éste año haya empezado así porque no es algo malo.
Valoro mucho que haya podido entrar en éste imperio y pueda estudiar una de las cosas que quería, valoro todas las asignaturas, hasta las que no me gustan y, para mi es muy importante estar aquí.
No disfruto con todo el trabajo que tengo que hacer ni con el agobio que llevo encima pero.. no me puedo quejar porque otro año en casa si que no lo hubiera aguantado.
No me quejo del año pasado porque, hiciera lo que hiciera, hice lo que quise y no me arrepiento pero ahora si que me gustaría, a parte de estudiar joyería, estar apuntada en una academia de inglés, para no perderlo, me gustaría aprender francés o alemán y en un futuro (que creo que nunca llegará), me gustaría poder irme de erasmus a París. Totalmente prefiero que sea a Nueva York pero los erasmus sólo son de Europa, por desgracia.
Gracias por leerme, sois totales.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Bueno, malo y de todo lo que te puedas imaginar.. Última entrada del año.
El año pasado acabé el año diciendo que 2017 iba a ser mi año y.. Qué razón tenía..
Yo no soy de esas personas que a principio de año escriben una lista con las cosas importantes que quiere hacer o cumplir durante ese año. Yo no me propongo a principio de año cumplir sueños o sobrepasar metas porque sé que sea cuando sea van a llegar esas cosas y no me quiero hacer creer que va a ser este año y que luego pase cinco años después pero si que es verdad que éste año iba con una idea..
Mi gran sueño por cumplir éste año era entrar a la casa de Gran Hermano. Os estuve diciendo durante un tiempo que ya estaba empezando a cumplirlo pero al final se quedó en el camino y no, no es nada negativo porque cuando una puerta se cierra, se abre otra y con esto no quiere decir que no vaya a seguir intentando entrar a esa casa..
La verdad es que si éste año no he entrado, ha sido porque otra cosa me estaba esperando y.. esa cosa era entrar en Joyería.
No, tenéis razón. No es la carrera en la que yo quería estar en un principio aunque después de la que quiero la quisiera hacer pero cada vez que voy sabiendo de más y más cosas sobre joyería, quiero saber más y más y más y así todo el rato. Si, mis planes son acabar Joyería, meterme en Diseño de Moda y luego quiero hacer un curso que hay de dos años sobre zapatería. ¿Curioso? Puede ser pero todo lo que tenga que ver con el estilismo.. me vuelve loca.
De éste año podría destacar muchas cosas de todo tipo porque ha estado variado.. Desde decepciones con todas mis amigas, con alguien de la familia a alegrías sublimes, como por ejemplo poder entrar a estudiar en el sitio que quiero, conocer a gente fenomenal o reírme a rabiar con la gente que quiero y por la que daría la vida.
Sólo puedo dar las gracias por haber tenido éste año en mi vida, por haber podido volver de viaje al lugar más maravilloso que existe y por dejarme vivir todo lo que he vivido en el. Gracias 2017 por tus decepciones que han hecho que sea más fuerte si cabe y por tus alegrías.
Hasta siempre.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Como los viejos tiempos..
Hay veces en las que me pongo a pensar en como era mi vida anteriormente y la verdad es que me impresiona no recordar mecho de ella.
Creo que es verdad eso que dicen de que los malos recuerdos con el tiempo se olvidan y los buenos se te quedan en la mente para toda la vida.
Pienso que la vida es muy larga, infinita y no tenemos que preocuparnos de no acordarnos de cosas malas ya que si son malas, es mejor no recordarlas. Gracias a que la vida es tan tan larga, podemos crear recuerdos mejores y recordarlos con una no, si no con cinco sonrisas en la cara seguidas.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Más experiencias y duras palabras..
La gente se empeña en que le demuestres lo que dices, en que hagas en hechos reales tus palabras y se empeñan en que hagas lo que hagas e intentes lo que intentes, nunca se quedarán satisfechos.
Si, como puse en la anterior entrada, la vida es dura pero es dura hasta el punto que tu quieras que sea porque está en tus manos que un problema signifique que es un problema cuando un problema no es un problema si tiene solución y mucho menos si no la tiene.
La vida es dura para quien se aferra a los problemas, para quien no sabe solucionar sus cosas, para quien hace de un grano de arena, una montaña inmensa. La vida no e consiste en eso.
La vida consiste en superar miedos, cumplir sueños, superar obstáculos, problemas y dejarlos pasar y por mucho que tengas una herida abierta, tienes que tener la voluntad de coger una aguja con hilo y coser esa herida para que sane ya sea a la fuerza o con tiempo porque todo lo que quieres y deseas llega pero con constancia, con fuerza, con lucha y sudor en la frente.
Otra de las cosas por las que la gente se empeña en obtener es a personas a su lado que les demuestren las cosas que dicen y que les quieran pero.. Hay gente que ya tienen a esas personas a su lado y no se dan cuenta.
No, más rabia no me puede dar esto último que acabo de decir porque me ha pasado muchas veces.
Yo soy ese tipo de persona que está en el lado de las personas que siempre están con la gente que quieren, que demuestra, que quiere y que hasta es pesada demostrándolo y me ha llegado a pasar el tener a un amigo que no para de pedir todas esas cosas y yo sentirme gilipollas hasta tal punto de decir.. 'Hola, ¿me ves?'
Es injusto pero la pena es que hay demasiadas cosas injustas en esta vida..