Loading...

jueves, 3 de diciembre de 2015

Cuando algo da una vuelta radical en tu vida y sientes que puede que el mundo se te caiga al suelo, que puede que el mejor año de tu vida acabe siendo el peor y empezar a derramar lágrimas,  una detrás de otra, que puede que pases de tenerlo todo a no tener nada en solo un instante, que puede que lo hayas hecho todo para nada..
Ese momento en el que te dicen que si no te ven te dejan y el corazón se te rompe porque esa persona que ha llegado a ser tu todo, esa persona que hace que tu felicidad dependa de la suya, esa que hace que le quieras como a nada te diga que si no te ve pasa de seguir con la relación hace que te quedes destrozada por dentro.
Siempre me ha dicho que no le voy a perder, que siempre va a estar aquí.. Yo sé que es duro, a mi también me cuesta no verle y no poder abrazarle por ejemplo pero no podemos tirar la toalla cuando vemos que esto funciona, cuando vemos que estamos mejor que nunca, que nos queremos y que nos necesitamos.
Yo no puedo estar sin el y tengo claro que si lo dejamos lo voy a pasar muy mal y me va a costar la vida olvidarme de el porque le quiero tanto.. Estoy tan enamorada.. No se que va a pasar..
Se supone que si nos queremos, que si nos necesitamos y que si de verdad nuestra felicidad depende de la de la otra persona no tiramos la toalla e intentamos lo que no está escrito dure el tiempo que dure para ver a la persona que se supone que lo es todo para ti pero claro, es cosa de sos. Si uno no quiere, la otra persona aunque quiera y remueva cielo y tierra como ha hecho y cree que hará no tiene nada que hacer, es tontería porque la otra persona es un poco cobarde y se ha rendido antes de tiempo.