Loading...

domingo, 14 de agosto de 2016

Cada casa, coche, ciudad o país es un mundo, esta claro que no conocemos todos ellos pero estoy segura de que casi todos querríamos quedarnos en el que nos ha tocado.
Somos muy afortunados por tener lo que tenemos ya sea poco o mucho y gracias a dios todos, cada uno de nosotros, tenemos a alguien que nos quiere y eso no tendríamos que querer cambiarlo.
Yo, por la parte que me ha tocado, estoy muy orgullosa de mi familia, de lo todo lo malo y bueno que nos ha pasado porque siempre hemos sabido seguir adelante o reírnos de todo.
Hablando de mi y de mi día a día, como ya a sabéis, me ha ido más mal que bien pero lo bueno que me ha pasado, por poco que sea, es tan bueno que no pido nada más.
Estos días me han pasado varias cosas, he ido a la última visita con la psicologa, la cual voy por los dolores de cabeza que tengo, me dio 'el alta' porque no ha visto que tenga algo tan grabe como para que me duela así la cabeza.
He ido al apartamento de mis abuelos, me lo he pasado bastante bien y me encanta kr ya que me olvido de todo y sigo siendo feliz.
Lo que quiero que sepáis es que hoy he empezado a tocar la guitarra, mi padre me prometió que me enseñaría y, como no, mi padre siempre cumple lo que dice.
He empezado tocando la nota 're mayor' y, como es normal, no me ha sonado. He estado una hora y media intentándolo porque necesitaba que me saliera.
No iba a ser fácil ya que las cuerdas de la guitarra de mi padre son duras. Si hubieran sido de Nilon seguramente me hubiera salido pero prefiero esforzarme y ver que puedo aunque me cueste un año entero.
He intentado que la nota me sonara de todas las formas posibles, con más fuerza, menos.. Y no había manera. He llegado a pensar que no estaba hecha para tocar, se lo he dicho a mi madre y me ha dicho 'quien quiere, cueste lo que le cueste puede' y la verdad es que la mujer, no puede tener más razón.
Cuando he acabado de tocar, sin poder haber hecho que suene ya que es el primer día, he notado lo que me había dicho mi padre nada más empezar. "Cuando acabemos de tocar la guitarra vas a tener los dedos inchados, dormidos y la sensación va a ser de como si tuvieras una herida en forma de raja en las puntas de los dedos' y vaya que si tenía razón..
Ahora mismo han pasado dos horas desde que he acabado de tocar la guitarra y sigo con las llamas de los dedos dormidas, con la sensación de cosquilleo e inchado y con dolorcillo.
Mi padre me ha explicado que hasta que no pasen dos semanas tocando día si y dia también la guitarra, voy a seguir con el mismo dolorcillo hasta que se me hagan los callos en las llamas, con ellos no sentiré tanto dolor ya que los dedos los tendré más duros y podré tocar mejor la guitarra.
Estoy completamente feliz ya que sé que esto, que quiero desde los 3 años, es lo que quiero. Quiero saber tocar la guitarra, quiero componer canciones y también quiero ser diseñadora de moda.
Por lo menos para lo de saber a tocar la guitarra, ya queda menos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario