Loading...

lunes, 25 de julio de 2016

De pequeños, todos hemos fantaseado con cosas. Cosas que de 'mayores' pensamos y vemos que prefieres que no pasen pero al final, por una justicia o injusticia acaba pasando.
 En esta vida da igual los sueños o las metas que tengamos si no luchamos por ellas. Da igual lo mucho que quieras algo si no haces nada por conseguirlo aunque este no es mi caso.
Puede que querer algo con todas tus fuerzas y luchar batallas por conseguirlo no sea suficiente, puede que ganar la guerra final tampoco lo sea y puede que perder todas las batallas y la guerra habiéndolo dado todo sea un motivo para no perder la ilusión las ganas y la fuerza que tienes.
Nunca se sab el motivo por el que ganas o pierdes pero al fin y al cabo una de esas dos opciones siempre está. No es lo mismo querer conseguir que tu madre te compre un peluche de Disney a querer conseguir entrar a estuiar en elúnico sitio que hay en tu ciudad donde se estudia lo que quieres.
Está claro que hay madres que son muy duras y otras muy blandas. En mi caso mi madre es muy dura y me habría dicho que no al peluche aunque al final, si ve que me encanta tanto seguro que cae para los Reyes Magos. En cambio, las madres no pueden conseguir que entres en el sitio que deseas, por el que has luchado con todas tus ganas si ya te han dicho que no, los que tienen que decir si entras o no. Las madres pueden con muchísimas cosas, pero no con todo y por ello, el día de los Reyes magos o Papá Noel no tendría ese regalo que tanto deseo pero, tenemos que demostrarles que de una forma u otra podemos hacer que se sientan orgullosas de nosotros, sus hijos, sin su ayuda.
Al final me he desviado de tema..
He superado el acoso escolar que tube hace un tiempo, he superado muchos cursos que nadie pensaba que iba a superar, he hecho cosas que pensaríais que son imposibles, he superado cosas personales muy duras, cosas que no son normales en las familias, cosas que me tendrían que haber hundido y e cambio sigo aquí, a pie de cañón, dándolo todo para conseguir todos mis sueños y puede que esta batalla todavía no la haya superado pero la vida sigue y estoy segura de que al año siguiente voy a superarme con creces.
Estoy segura de mi misma, sé lo que soy capaz de hacer por mucha vergüenza que tenga y también sé que este año me va a servir para darme más fuerzas de las que tengo, más seguridas y sobre todo, me va a ayudar a saber seguir adelante porque lo que no consigues hoy, lo puedes conseguir mañana ya que la vida no se acaba en cuanto te dan una mala noticia porque, si no creo en mi y en lo que soy capaz de hacer, ¿Quién lo haría?..

Puede que todo esto suene un tanto raro, que penséis que pienso demasiado bien de mi o que me creo mucho y luego soy nadie y quizá tengáis razón pero sólo me conocéis por aquí, en realidad no sabéis como soy ni cómo me expreso ya que una cosa es escribir, y otra muy distinta hablar.


Este año cumpliré 18 años y provablemente haya vivido mucho más que gente de 22 y por ello mismo os pido que no me judguéis por una simple apariencia a través de un blog porque cuando os digo que si no es hoy puede que sea mañana es porque lo sé, porque no me han criado con una mentalidad negativa y porque todos podemos con todo, sea lo dificil que sea.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario