Loading...

viernes, 30 de diciembre de 2016

Así y mirando hacia atrás, parece que haya pasado tan solo una hora del año 2016, como quien dice.
Al mirar atrás, en todo lo que hemos pasado, siempre parece que haya pasado menos tiempo o, simplemente muy deprisa. Parece que no lo hemos sabido disfrutar pero, no es cierto.
Viendo que hoy, es el último día del año, me pongo a pensar en todo lo que me ha pasado, bueno y malo.
Me han pasado cosas muy tristes, cosas muy buenas, cosas malas y errores que, afortunadamente, siempre aprendo de ellos.
Me he caído y me he sabido levantar sola. He perdido hasta a mi sombra en la oscuridad y he encontrado hasta la famosa aguja del pajar. Me he enfadado como nunca y he reído tanto que he tenido que parar de comer de la angustia. Me he propuesto cosas nuevas y he cumplido metas. Me he senvi tido agobiada y he soñado.
Esto último.. No hay nada más bonito que soñar. Soñar lo que quieres ser, soñar lo que pretendes hacer, lo que quieres tener, lo que quieres dar, lo que quieres conseguir, lo que pretendes cumplir, lo que quieres seguir soñando siempre.
Este año he soñado, he soñado mucho. Gracias a ello, sé cómo quiero vivir en un futuro, sé qué quiero ser con certeza, sé que quiero en mi vida, sé qué cosas quiero cumplir, a quién tengo que sacar de mi vida, a quién tengo que dejar, querer y cuidar.
Este año ha dado para mucho. Han habido muertes famosas y una muerte en mi vida personal, han habido recuerdos de cosas del anterior año, recuerdos de pequeña, recuerdos de mal gusto y recuerdos de un buen sabor de boca, como por ejemplo, Peter Pan.
Hace mucho que no escribo y no es por falta de cosas que contaros.. Ojalá..
Me han pasado tantas cosas que he decidido reducirlas todas y en la primera entrada del 2017 poneros al día y cerrar este año que todavía no se si ha sido bueno, o malo.
Tengo varias razones para no saberlo pero, son las cosas que tengo que reducir..
Hoy me voy a permitir aparcar todos los sentimientos y pensamientos que llevo encima, hoy me voy a permitir acabar el año bien y feliz. Hoy me voy a permitir leer todo el día, dedicarmelo a mi y ayudar a mi padre a hacer la cena. Hoy me voy a permitir muchas cosas, como por ejemplo, dejar todo lo que tengo que hacer para desearles a mis queridas amapolas un feliz año nuevo.
Puedo, debo y quiero hacerlo y, nada me lo va a impedir porque, yo no quiero que nada me lo impida.
Un año mas, gracias por estar ahi, detrás de la pantalla. Gracias por leerme aunque este año haya sido poquito. Gracias por aguantarme. Aunque no me dejéis comentarios ni opiniones quiero deciros que cada un de esas sonrisas, es un lector más asique, gracias por hacer que ese numerito suba de cifras cada vez más.
Gracias a todos y espero que el año que viene nos venga a todos con muchas sorpresas buenas cargadas, con mucha alegría, felicidad y, sobretodo.. Con muchas amapolas.
¡FELIZ AÑO NUEVO, AMAPOLAS MÍAS!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario