Loading...

martes, 1 de noviembre de 2016

Lo bueno de esta vida, es que al hablar con otras personas de sentimientos o sensaciones nos entendemos porque lo hemos sentido en algún momento.
Hoy es un día de esos que no te pasa nada malo, porque estas en una etapa feliz, pero estas de bajón, tienes ganas de llorar y que los brazos de tu madre nunca se despeguen de ti.
Yo no se si serán las hormonas, esas sensaciones o las falta de algo pero, ese sentimiento/sensación/algo, no me gusta..
Solo hace falta una cama grande, para meterte dentro junto a tu madre, que ésta te arrope como solo ella sabe hacerlo que te deja muy apretada y no puedes casi moverte, acurrucarte a su lado, entre sus brazos y desear ser pequeña otra vez para que te acune, que te abrace fuerte y deje el mínimo espacio para poder respirar y llorar hasta saciarte. Que no se vaya de la cama, que esté siempre contigo, te comprenda sin que hables, que sepa lo que te pasa y te llene de besos, que te seque las lágrimas y que te diga que te quiere, que tu y tu hermana sois los motivos de su vida, que nunca va a dejarte sola, que pase lo que pase siempre la tendrás a ella porque en la única persona que puedes confiar es en ella, tu padre y tu hermana.
Ese es el momento que necesito ahora para despejarme, desahogarme sin que nadie me mire raro, sin que nadie me critique ni me juzgue, sin tener a alguien que se ría de mi como algunos otros lo hicieron, sin vergüenza de que me vea mi madre llorar, sin miedo de sacar lo que llevo dentro hacia fuera, sin motivos pero con ganas.
Espero que os haya pasado y podáis entenderme. El motivo es.. Porque si.
Esta es de esas veces que alguien te pregunta '¿Porqué?' y al contestar te quedas pensando y te das cuenta de que es porque es así, porque si..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario