Loading...

viernes, 14 de octubre de 2016

Ese punto en el que necesitas hacer algo nuevo, en el que tienes tantas ganas que lo quieres hacer ya pero.. ¿El que?
Ya me ha pasado dos o tres veces el quedarme parada en frente de mi escritorio y tener ganas de hacer algo nuevo, salir de la rutina de todos los días y ser un poco loca. Bien es cierto que hace tiempo no encontraba nada nuevo que hacer pero, ya si..
Ese momento en el que la bombilla de tu cabeza se enciende, en el que has visto la luz y ya saber que hacer para salir de la rutina.. Todo es ponerse, ser constante y ver los resultados.
Hay muchas veces que he pensado en empezar a escribir un libro y me han venido millones de historias a la cabeza para contar pero, ¿Qué mejor historia que la mía para contar? Si, como leéis.
Estoy escribiendo un libro sobre todo lo que ha ocurrido a lo largo de mi corta vida y, no voy a editarlo hasta que en ese libro haya escrito que he sobrepasado todas mis metas y, como no, que lo haya hecho de verdad.
Si, mi historia, aunque sólo sean 18 años por ahora, es larga, muy larga y complicada y por ello, ¿Porqué no contarla?
Hay mucha gente que cuenta su historia en los programas de la tele, en la radio etc. y la verdad es que hay gente que en vez de contar su historia, tendría que escribirla y dejar que el mundo la conozca ya sea porque es de lo más complicado que hay o porque ha sido muy rara y, son historias y puntos de vista diferentes.
Muchas veces, hablando desde fuera y fríamente, le he dicho a mi padre que su historia no es para que se la guarde en el corazón, su historia es una de esas historias que te llegan al corazón, que te dan pena y a la vez rabia y es también un poco, bastante increíble porque le han pasado ciertas cosas que no se las desearía a nadie. Ni al peor de los enemigos. Ni a Lucifer..
Yo, en la etapa que estoy ahora, no me puedo quejar de nada porque tengo una familia que me quiere, unas amigas que sin ellas no podría seguir, unas ganas de vivir la vida importantes y, sobretodo, mucho amor que dar pero, no toda mi vida ha sido así, en la entrada anterior hay un ejemplo y en las entradas de hace años, hay muchos más ejemplos.
Si, escribir un libro y, sobretodo de tu vida, es complicado ya que hay cosas que sin querer te saltas y tienes que escribir otra vez, ya que hay otras cosas que tienes qje preguntar porque no te acuerdas y no sienta muy bien, ya que.. Abarca muchas cosas. Y también, quita mucho tiempo..
No, no me puedo quejar del tiempo que gasto en hacer algo que siempre he querido, no puedo quejarme de estar un año en casa ya que, por desgracia, tengo tiempo de hacer millones de cosas. Tampoco ayuda el que tu hermana o tu padre cada dos por tres te hechen algo en cara en forma de pullita pero, se puede llevar aunque me pese mucho..
¿Porqué me pesa? Por que si por mi fuera, ahora estaría ganandome la vida en otro país o haciendo el grado que necesito para poder empezar a diseñar o, simplemente, haciéndome un hueco en el mundo de la moda aunque sea sin haber estudiado sobre ello porque, os digo una cosa.. Quien quiere, puede.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario