Loading...

martes, 5 de abril de 2016

Hace mucho que no me paso por aquí, hace mucho que no os cuento como me va y que tal me van las cosas.
Tengo mucho que contaros, tengo muchas cosas de las que hablar pero este no es el momento, no es el día ni estoy en un lugar apropiado.
Cuando esté en mi habitación, sola y con una buena música de fondo os contaré que todo me va bien, que ya no hay ningún chico por el que me preocupe, que los dolores de cabeza siguen pero son más escasos y que estoy feliz. Que siguen algunas de mis preocupaciones en marcha pero no son tan grandes como antes porque ahora lo que más me importa es el presente, ya no me importa tanto el futuro o el pasado.
Que les den a los que me han hecho daño, los que me han insultado o los que han intentado que no sea feliz. Que les den a los que un día me quitaron la sonrisa, a los que me han hecho llorar y a los que me han dado bofetones por la calle.
Que les den a los que cambian las historias como ellos quieren, a los que no valoran lo que haces por ellos, a los que te tratan como una mierda, a los que no dan nada por ti cuando tu lo das todo por ellos.
Que les den a los que dicen que les importas y no es verdad, a los que dicen que te aman y es mentira, a los que prometen mucho pero demuestran poco, a los que tiran por los suelos lo que haces por ellos, a los que no te creen cuando les dices que puedes, a los no creen todo lo que vales, a los que no dan un duro por ti.
Que les den a todos aquellos que no te valoran como persona y deja que entren a tu vida esas personas que si te valoran, esas personas que no se dejan llevar por otras y te quieren, las que saben como eres y no dudan de ti, las que saben que estas mal y siguen estando contigo al igual que cuando estas bien y te hacen reir. Esas personas que no se van de tu vida nunca, las que no se apartan de tu lado ni por un segundo, esas personas a las que les importas de verdad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario