Loading...

viernes, 14 de noviembre de 2014

Hoy estoy que me subo por las paredes..
Ayer, la verdad, tuve una mierda de día. Os escribí todo lo que sentía en esos momentos y tengo que deciros que hoy estoy otra vez derrochando alegría. Diréis que parece que sea bipolar o algo parecido pero no.
Esto es como una montaña rusa en la que ‘alguien’ tiene el poder de hacer que yo este bien o este mal. Ese alguien es la misma persona de todos estos días. Esa persona que me hace sentir especial, que me importa tanto, que cada vez que hablo con el siento esas típicas mariposas en el estomago, que cuando hablo con el me entran inmediatamente los nervios y no se controlarme.
Ayer, a causa de todo lo que os escribí (que, vuelvo a repetir, sentía completamente todo lo que escribía, palabra por palabra) sucedieron una serie de cosas en las que hicieron que me viniera arriba, hicieron que volviera a derrochar alegría por donde pasaba. Sentía que volvía a ser esa persona a la que sus amigas le decían que querían verle así de contenta siempre porque hacia muchísimo que no le veían así, esa persona que volvía a sonreír con todas las ganas y fuerzas del mundo, esa persona que se volvía a sentir especial por no se cuanta vez.
Ayer estuve todo el día con un nudo en la garganta porque no podía pensar que el chico por el cual yo estaba enamorada tuviese novia, no lo soportaba pero, cuando la noche llego, todo cambio.
El sigue con su novia y todo pero a mi me dijo algo que, de la manera y en el momento en que me lo dijo, volví a sentirme feliz y el nudo de mi garganta se deshizo porque, necesitaba ver eso escrito por el.
Nunca llegue a pensar que se podía querer tanto a una persona. Si esto algún día acaba, los sentimientos que tengo en este mismo momento van a ser difíciles de olvidar, van a ser casi imposibles.
Son tantos momentos, tantas conversaciones, tantas cosas que hemos pasado ‘juntos’ que son imposibles de olvidar. He hecho tantas cosas por el, tantas cosas que de ninguna me arrepiento haya pasado anteriormente lo que pasara.
Le quiero y no creo que nadie lo pueda cambiar.
Cuando me dijo que tenia novia se me vino el mundo abajo, se me cayeron las paredes de mi habitación encima. Yo creía que mi momento había llegado, que todo lo que había hecho por el iba a tener su, merecida creo, recompensa.
Nunca he hecho tantas cosas por un chico, nunca me he arriesgado tanto y miradme, aquí estoy, haciendo cada día mas cosas por el de las que yo me imaginaba.
¿Cómo puede una persona tener tanto ‘poder’ sobre los sentimientos de otra? Es increíble.
Lo mejor es no hacerse ilusiones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario