Loading...

lunes, 2 de marzo de 2015

Siendo sincera, estoy para el arrastre ahora mismo.
Hoy es un día de esos que es como que todo te pesa, como que te molesta hasta respirar, como que sientes que sólo quieres dormir y no vivir el día de hoy.
Un día de esos en el que todo te parece mal, en el que si no están atentos de ti puede que hasta te enfades, un día en el que todo te da ganas de llorar pero no consigues que las lágrimas salten a tus ojos y recorran tus mejillas.
Hoy es un día de esos en el que sientes que a nadie, a nadie le importas.
Yo había apostado por ese chico, habría puesto las manos en el fuego afirmando a que el tonteaba conmigo, hubiera apostado cualquier cosa a que el si que le importaba aunque fuese un mínimo pero me he dado cuenta de que soy tan gilipollas que caigo en todas y cada una de las "bromas" o "trampas" (como queráis llamarlo) que me hacen.
Estoy segurisima de que se han reído de mi, de que sólo querían divertirse haciendo daño, estoy más que segura de que pensaban "vamos a por esta que parece una idiota y no se entera de nada". Pues no, esta idiota tiene sentimientos, esta idiota se ilusiona como cualquier otra persona, esta idiota no es de piedra, esta idiota ha llorado por un subnormal, esta idiota puede ser la idiota más estúpida que exista por no darse cuenta de las cosas pero soy una persona, como tu y como los demás. Yo también tengo sentimientos joder.
Y lo que más me jode es que no ha sido una persona la que ha querido hacerme daño, han sido dos personas que no me conocen de nada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario