Loading...

lunes, 19 de enero de 2015

Y, es verdad eso de que la confianza da asco.
Muchas veces me quedo pensando en las personas en las que he confiado demasiado. Siempre ha salido mal esa amistad hasta hace poco.
Me han demostrado que me queren, que les importo y que cuentan conmigo para todo.
Me sieto querida, arropada, apoyada, siento que no soy un cero a la izquierda como antes.
Antes era todo un auténtico infierno.
Nadie me quería, todos me hacían que me sintiera como una auténtica mierda, me criticaban a las espaldas mientras me daban un abrazo muy incómodo y falso, me robaban cosas que luego nunca aparecía (bolis calculadoras, me rallaban las cosas de plástica porque según ellos me las hacía mi madre me ignoraban..), me daban una hostia y luego hacían como si nada, me decían que no les gustaba algo mío y luego lo hacían ellas y así, muchas cosas más.
Lo pasé tan mal que ahora me da miedo hasta pensar en ello por si vuelve a pasarme.
Me sento hasta mal cuando pienso en ello porque se pasaron mucho conmigo.
Me hacían daño porque eran mis amigas de la infancia y pensaba que esos amigos eran los que de verdad seguían contigo cuando crecías y cuando pasabas por un mal momento. Pensaba que esos eran los que de verdad me tenían cariño y, no.
Me tienen mas cariño mis amigos de ahora, los que conozco de 1 año y medio y me quieren, me lo han demostrado y no les ha importado mi físico ni lo bruta que soy hablando.. No les da vergüenza ir conmigo por la calle, ni hablarme por WhatsApp y dejar la conversación sin borrar, no les importa que tenga mil defectos, me quieren tal y como soy.
Gracias por tanto en tan poco.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario