Loading...

martes, 7 de mayo de 2013

Soy de esas que tienen tres vidas; la suya, la que se inventan los demás, y la que sus padres creen que tienen. De las que lloran con las películas románticas. De las que van con el miedo a fallar pero aún y todo se entregaran al máximo. De las que escriben su nombre dentro de corazones en los cristales empañados para luego borrarlos. De las que se quedan hasta las tantas para hablar con él por el whatsapp. De las que no se entienden ni ellas pero saben lo que quieren decir. De las que son capaces de sacarte una sonrisa en tus peores días. De las que les entra la risa tonta en momentos serios. De las que prefieren hablar con las amigas en clase que en el recreo. De las que llegan tarde a casa porque en el camino se entretienen demasiado. De las que odian los "pajaritos" que les cuentan todo a las madres. De las que eso de disimular no se les da muy bien. De las que pasan toda la vida comprando ropa. De las que se quedan tumbadas en la cama pensando en el por qué de las cosas. De las que tropiezan mil veces con la misma piedra pero siempre se levantan. De las que dicen la verdad, de las que se mojan. De las soñadoras. De las realistas. De las optimistas.
No seré muy perfecta, pero me da igual.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario